28 de Febrero, jornada de lucha

El 28 de Febrero próximo los republicanos acudiremos a la manifestación convocada por Izquierda Unida en Sevilla porque desde Alternativa Republicana coincidimos con la propuesta de “establecer las alianzas sobre lo concreto y no sobre lo referencial.”

28f

Nos sumamos a convertir el Día de Andalucía en una jornada de lucha y reivindicación, porque el pueblo andaluz no puede vivirlo como una jornada festiva, teniendo en cuenta las actuales circunstancias políticas, económicas y sociales.

Qué tenemos que celebrar cuando somos la región europea con peores registros de desempleo, por encima del 34%, 1.400.000 andaluces y andaluzas; de ellos más de 202.000 son nuestros jóvenes.

Como vamos a celebrar que 3,2 millones de ciudadanos y ciudadana de Andalucía se encuentren en riesgo de pobreza o exclusión, ¡el 38,3% del total de la población andaluza! De entre ellos unos 650.000 son niños y niñas.

Nuestra presidenta se jacta de que su gobierno es que menos ha recortado en temas sociales, ¡Mentira! en Andalucía el gasto sanitario por persona para 2014 es de sólo 980 euros, el menor del Estado. El SAS ha cerrado 3.200 camas hospitalarias, perdiendo en estos años más de 7.600 puestos de trabajo.

En su último informe (Octubre 2014), el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) señala que en Andalucía se practica el 15,3 por ciento de todos los desahucios que se llevan a cabo en España. Solo en el segundo trimestre se practicaron en Andalucía un 24,9 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior. Correspondiéndonos el dudoso honor de ser la primera región en ejecuciones hipotecarias. Hasta el segundo trimestre del pasado año 3.981 familias fueron desahuciadas. Señora Díaz, ¿dónde están sus políticas sociales?

La posible ratificación de TTIP es una de las mayores amenazas a las que se enfrentan los ciudadanos y ciudadanas europeos en muchísimo tiempo. En especial para los más débiles, nosotros. Sus consecuencias suponen una alteración radicalmente injusta en el modelo económico, social e incluso político en el que nos movemos. Las multinacionales van a sentarse en el lugar del legislador y del juez para conseguir su objetivo de rebajar y casi anular nuestros derechos laborales, sociales, la protección de nuestra salud y del medio ambiente y finalmente van a poner de rodillas a los gobiernos y parlamentos a través de los mecanismos de resolución de conflictos entre inversores (mejor llamados especuladores) y estados.

La oposición ciudadana ha de ser constante y masiva si no queremos ver como muchos derechos logrados a través de duras luchas durante décadas se esfuman en una negociación opaca y siniestra donde las grandes empresas y conglomerados financieros utilizan sus lobbys de influencia a discreción.

Es por ello que llamamos a la movilización el próximo 28 de Febrero en pos de un cambio político real que nos lleve a un proceso constituyente.

¡Andaluces levantaos, Viva Andalucía libre!
¡Viva la República!