Alternativa Republicana Cádiz denuncia la precaria situación sanitaria en Algeciras en relación a la Pediatría

El Secretario Provincial de Alternativa Republicana Antonio Martín Medina denuncia la situación sanitaria en Algeciras, en concreto, el estado en que se encuentra la especialidad de Pediatría. De ocho centros de salud públicos de la Junta de Andalucía, cinco se encuentran sin especialidad para los niños. Estos cinco centros son El Rinconcillo, El Cobre, La Bajadilla, La Juliana y El Cortijo de Vides.

El Secretario Provincial de Alternativa Republicana de Cádiz Antonio Martín Medina.

No se puede tolerar que en una ciudad, que ronda los 120.000 habitantes, más de la mitad de los centros de salud no tengan pediatras.

Además, centros de salud como el Menéndez Tolosa, el cual lleva aún un nombre franquista, de seis consultas pediátricas, solamente hay tres, estando un médico a uno a punto de jubilarse. La Junta no prevé la situación no sustituyendo así jubilaciones ni bajas laborales.

Alternativa Republicana denuncia que están jugando con la salud de los pequeños. En su carta otorgada, llamada Constitución del 78, dice que la Sanidad es un derecho público y universal, lo cual es papel mojado que no se cumple.

Faltan medios sanitarios, incumpliendo su propia carta otorgada del 78. La situación del Campo de Gibraltar también es de precariedad: en cuanto a los cirujanos, el hospital Algeciras lleva años reclamando dos plazas para la especialidad de cirugía. La Junta no quiere cubrir esas plazas en hospitales públicos, ya que la privatización de la Sanidad, al igual que ocurre con la Educación, es un negocio.

La situación es muy delicada: en Algeciras más del sesenta o setenta por ciento está privatizada. Hay gente que lleva tres años esperando para una operación y pretenden derivarte a clínicas privadas como Quirón para pruebas como resonancias y para la operación.

Esos clínicas privadas están financiadas con dinero público y son deficientes y caras para el erario público.

Alternativa Republicana denuncia que así funciona el sistema, dando el caramelo a los amigos en la Sanidad para que se enriquezcan a costa de la salud de los campogibraltareños en vez de apostar por una Sanidad pública de calidad para todas y todos.