Alternativa Republicana celebra el Día Mundial del Medio Ambiente

Alternativa Republicana se suma a esta celebración reivindicando nuestro inequívoco carácter ecologista tal y como figura en nuestro Documento Político.

Es absolutamente imprescindible enmarcar las decisiones políticas dentro del más estricto respeto a la casa de todos los seres humanos, que es el planeta Tierra, así como contemplar la necesidad vital de mantener la diversidad de la vida en todas sus formas.

DOCUMENTO POLÍTICO DE ALTERNATIVA REPUBLICANA APROBADO EN EL CONGRESO CONSTITUYENTE DEL PARTIDO EN MAYO DE 2013.

 

En la actual vorágine destructora del medio ambiente en la que nos hallamos sumidos, con obras faraónicas e insostenibles tanto en lo ambiental como en su mantenimiento, con un problema de contaminación de las aguas, los suelos y el aire cada vez más grave y sin planes claros para atajarlos, así como con la acuciante destrucción del territorio (minería a cielo abierto, trasvases, urbanismo salvaje), Alternativa Republicana no puede permanecer impasible.

Estamos ante una crisis que compromete seriamente el futuro del medio en el que vivimos, ya que no nos será posible mantener indefinidamente en el tiempo el ritmo al que se consumen los recursos y se contamina el medio ambiente en la actualidad, por lo que es imperioso construir la alternativa política republicana capaz de llevar a cabo las políticas necesarias para revertir este deterioro, marcando el objetivo de la sostenibilidad como un tema económico central.

Se hace obligado pues, asumir una nueva cultura del agua que abogue por el mantenimiento de las condiciones ambientales de las cuencas hidrográficas, tanto por el deterioro de la calidad de las aguas en ríos como oponiéndose a trasvases gravemente lesivos para el territorio como los proyectados en el Plan Hidrológico Nacional. Es necesaria también una Nueva Cultura del Territorio, que es un recurso limitado y no renovable, que asegure un desarrollo ordenado de las áreas urbanas y la creación de infraestructuras de forma eficiente y no destructiva, especialmente en las áreas costeras, donde el ladrillo amenaza con devorar los últimos territorios vírgenes. Se debe a su vez también velar por la calidad del medio ambiente en las ciudades asegurando que haya un aire respirable que no ataque a la salud de las personas. Hay que fomentar un sistema energético que abogue por las energías renovables como fuente estable de suministro para reducir la dependencia de unos combustibles que son cada día más caros y limitados, lo que nos condiciona gravemente como sociedad.

Estas son los ejes a través de los cuales se desarrolla la acción en este ámbito, con el objetivo de realizar una defensa y protección del medio ambiente en el que vivimos para evitar su degradación, crear consciencia de su valor e importancia para que las generaciones venideras mantengan esta protección del medio ambiente, y fomentar una relación sostenible con el territorio.