Alternativa Republicana: la opción republicana en las elecciones europeas

  • Alternativa Republicana (ALTER) se considera “la voz del republicanismo de izquierda en el siglo XXI”.

Alternativa Republicana, un partido que nació hace poco menos de un año a partir de la confluencia de diversas fuerzas republicanas, se presentará a las elecciones al parlamento europeo el próximo 25 de Mayo. Alternativa Republicana considera que es “la única opción netamente republicana que se presenta a las elecciones”, y que su candidatura representa la “esencia y la voz de todos aquellos republicanos ilustrados que nos han precedido, como Manuel Azaña, Diego Martínez Barrios o Clara Campoamor” ALTER recoge y actualiza una corriente política republicana que supone un contraste absoluto a la lamentable situación política actual.

La candidatura de ALTER está encabezada por el científico y jurista Alfonso Vázquez Vaamonde, militante de la Federación de Madrid, secundado por la estudiante de Filosofía  Zoe Angulo, afiliada a Alternativa Republicana Euskal Herria y vocal de la Comisión Ejecutiva Federal. El tercer lugar lo ocupa el profesor de educación secundaria Ramiro Gil,  Secretario de Organización de ALTER y coordinador general del Partit Republicà d’Esquerra.

De izquierda a derecha: Ramiro Gil, Zoe Angulo y Alfonso Vázquez.
De izquierda a derecha: Ramiro Gil, Zoe Angulo y Alfonso Vázquez.

Según ALTER, “los republicanos nos presentamos para exigir la democratización real de los estamentos europeos, reclamando un gobierno común, una política económica común y un Banco Central que ejerza sus funciones al servicio de la ciudadanía europea y no sea, como hasta ahora, un mero vocero de los intereses de la Europa rica y poderosa. Queremos una democracia radical, donde la participación ciudadana sea un hecho y no mero papel mojado, como ocurre en nuestro país”

Al mismo tiempo, para Alternativa Republicana “es imprescindible acabar con la actual política de recortes sociales, pues sólo se ha conseguido estrangular el crecimiento económico y reducir el empleo de calidad en Europa”. Es por ello por “lo que apostamos por renunciar a competir mediante bajos salarios y precariedad laboral, y defendemos desarrollar la industria europea, con especial énfasis en el área de las nuevas tecnologías, la investigación y el desarrollo”.