Ante el retorno del nacionalcatolicismo

COMUNICADO DE ALTERNATIVA REPUBLICANA.

Esta semana, en lo que la comunidad cristiana denomina Semana Santa, estamos siendo testigos del retroceso más lamentable y bochornoso que ha padecido nuestro país desde la instauración de la monarquía en cuanto a la aconfesionalidad del Estado. Las preocupantes conductas que observamos nos retrotraen peligrosamente al rancio nacionalcatolicismo del régimen franquista. Se están vulnerando los principios más elementales que la Constitución del 78 contempla en su artículo 16, y nos ha devuelto a tiempos que pensábamos que se habían superado, la España ultracatólica de Franco. Ante estos hechos Alternativa Republicana quiere denunciar los siguientes actos:

 

Por orden de la Ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal las banderas ondean a media asta en las unidades militares y los organismos dependientes del ministerio, en honor al fallecimiento de Jesús de Nazareth. Al mismo tiempo, da la autorización para que no solo fuerzas de La Legión, sino del Ejército de Tierra, Aire y la Marina rindan honores en las procesiones religiosas que se están celebrando por la confesión religiosa católica, más de 200 actos, en infinidad de puntos de nuestra geografía. Contraviniendo el Real Decreto 684/2010 del Reglamento de honores militares, que ni ha modificado ni ha derogado el gobierno de M. Rajoy. Le recordamos a la ministra que en dicho Reglamento está descrito quien o quienes y cómo deben ser honrados, entre los cuales ni está Jesús de Nazareth, ni la Iglesia Católica, y mucho menos las cofradías, aparte de autorizar la presencia de los cuerpos militares en dichas procesiones en ocasiones de especial trascendencia y no de forma generalizada como estamos observando este año. Regresando en muchas ocasiones después de haberse retirado la asistencia oficial de los ejércitos en 2010.

 

Por otro lado el Ministro de Educación, conjuntamente con el los/as Consejeros/as de Educación de diversas Comunidades Autónomas, hacen oídos sordos y se tapan los ojos al contemplar, cuando no promueven, como en innumerables colegios públicos de enseñanza primaria de todo el país, se realizan procesiones del rito católico con el alumnado como actividad escolar. Quebrantando así la Constitución del 78 donde se indica que “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”. Con la proliferación de estos actos, ni se respeta a aquellos alumnos/as que no profesan el rito católico, como la comunidad protestante, la musulmana, la judía o hinduista, cada día más numerosas en nuestra sociedad, ni así como los que no profesan ninguna creencia, los ateos/as y agnósticos/as.

 

La presencia de autoridades civiles y militares (Ministros/tras, Presidentes/as de CC.AA., Delegados/as del Gobierno, y Consejeros/as de CC.AA, Alcaldes y Alcaldesas, Diputados/as, Concejales/as, etc) en los más de 200 actos religiosos católicos, también quebranta el principio de neutralidad que emana de la Constitución del 78. Agravado por el lamentable espectáculo de ver a tres ministros y una ministra del gobierno de M. Rajoy, el de Interior, la de Defensa, el de Justicia y el de Educación cantar a pulmón limpio en Málaga el Himno de La Legión “Soy el novio de la muerte” ante la presencia de una imagen.

 

Por si fuera poco, hay que añadir la concesión por parte del Gobierno de 5 indultos a petición de las cofradías, a los que hay que sumar otros 74 indultos que el Gobierno de M. Rajoy ha concedido en los últimos 5 años por el mismo motivo.

 

Funcionarios públicos, médicos y enfermeros/as, en su horario laboral en Málaga abandonan su trabajo para poder participar y trasladar el trono de Jesús Cautivo hasta el interior del Hospital Civil desde las puertas de entrada al recinto, para depositarlo en un templete con una pantalla gigante de plasma que cubre toda la entrada a las Urgencias de dicho Hospital, haciendo imposible el acceso a las Urgencias. Mientras tanto el hospital se queda bajo mínimos en su dotación de personal, y se paraliza la actividad usual, desviándose a los restantes hospitales de la zona, con la consiguiente molestia para el/la usuario/a y la posibilidad que se agraven las dolencias que padecen los/as enfermos/as.

 

Desde Alternativa Republicana planteamos las siguientes cuestiones:

 

  • ¿Es aceptable que los Funerales de Estado sean oficiados por el rito católico?
  • ¿Es normal que los cargos públicos, civiles y militares, en el ejercicio de su cargo, se encomienden en público a imágenes de vírgenes y santos?
  • ¿Se debe permitir que se imparta religión, sea de la confesión que sea, en las escuelas públicas?
  • ¿Y que se liberen presos a petición de las cofradías con motivo de la Semana Santa?
  • ¿Y que la Iglesia esté exenta del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)?
  • ¿Y que tenga una casilla especial en la Declaración de la Renta?
  • ¿Y que el estado financie a la Iglesia católica con más de 11.000 millones de euros, es decir, un 1% del PIB?

 

Ante todo esto Alternativa Republicana, muestra su más enérgica protesta y exige que se acabe con estas actitudes que cada año van en aumento. Y reclamamos la fundamental necesidad de extirpar de este país los privilegios clericales y el poder de la iglesia y sus organizaciones afines, que desde la dictadura parasitan nuestra hacienda, nuestra educación y nuestra vida pública. Respetando la libertad de cultos y la separación definitiva de la Iglesia y el Estado.

El estado laico, con una estricta separación entre la religión y el poder político, en el que quede debidamente protegida la libertad de conciencia de cada ciudadano y ciudadana exige un cambio de régimen: la III República, para la que trabajamos desde Alternativa Republicana.