Catalunya más allá del independentismo

Manifiesto del Partit Republicà d’Esquerra con motivo de la Diada Nacional de Catalunya 2013.

Vols llegir en català?

El inicio del curso político de este año viene marcado de nuevo por el 11 de septiembre , que este año viene monopolizado por la clara apuesta mediática en pro de la independencia del gobierno del Sr. Mas, apoyado por sus socios de ERC. Sólo se habla de la vía catalana y del camino hacia la independencia, pero ninguna concreción sobre cómo y cuándo será la consulta tan anunciada y que parece que no está nada claro que acabe celebrando en 2014  y sin trabajar tampoco en ningún otro asunto como si la crisis se hubiera convertido en algo habitual y asumible y la tasa de paro no importara a nuestros dirigentes.

La actualidad política catalana gira en torno a la estrategia del gobierno en la cual la prioridad es hablar del proceso soberanista y alargar el conflicto con el gobierno de Madrid mientras se gana tiempo, como si ésta fuera la preocupación prioritaria de todos los catalanes, inmersos en una crisis y en unos ajustes presupuestarios que están afectando muy gravemente la cohesión social y la frágil economía de muchas familias en Catalunya, empeorando la situación cada día que pasa. Mientras tanto, el señor Mas vuelve a tapar las enormes oscuridades de su gobierno: Bajo la sombra de la estelada, nos damos cuenta de que Catalunya vive todavía con unos presupuestos prorrogados, bajo un gobierno que quiere agotar la legislatura sin el apoyo del pueblo ya que teme perder la mayoría si convoca elecciones, con unos brutales recortes que se mantienen impuestos arbitrariamente sobre los servicios públicos básicos de la ciudadanía y desmantelando poco a poco y silenciosamente nuestro estado del bienestar, todo ello con el beneplácito de ERC, que tampoco está dispuesta a asumir un liderazgo firme ni la responsabilidad de dirigir el país a pesar de que las encuestas le dan una hipotética victoria y que está perdiendo su credibilidad como partido de izquierdas a marchas forzadas apoyando las políticas de CiU.

De nuevo el victimismo y como respuesta a todo que la culpa es de los de fuera, que si fuéramos independientes no habría crisis ni recortes y Catalunya sería Ítaca. Estas afirmaciones tan aventuradas pecan de gran irresponsabilidad y más aún cuando se convierten en el discurso político dominante desde los sectores más independentistas, simplificando el debate a unos extremos absurdos, mientras se alimenta la reacción extrema contraria del nacionalismo excluyente español, representado por el crecimiento de PP y Ciutadans, todo ello añadiendo leña al fuego y convirtiendo la fractura de la sociedad catalana en un polvorín de consecuencias difíciles de prever.

Desde el PRE, que sigue apostando por la vía republicana federal como solución idónea de justicia y fraternidad, compartimos y apoyamos la necesidad de la realización de un referéndum en 2014 ya que es evidente la demanda social que existe y que el pueblo catalán tiene derecho a decidir su futuro pero nunca convirtiendo esta cuestión en la única prioridad del gobierno, como si estuviera garantizada la victoria del sí a la independencia, ni utilizando esta ola de fervor nacionalista en los medios de comunicación como una manipulación más mientras se aplican políticas antisociales y no se hace nada para pararlo. Este 11 de septiembre tenemos una Catalunya con una venda en los ojos, cegada por el debate a favor y en contra de la independencia e incapaz de ver más allá, sin ninguna voz sensata y coherente que apueste por una vía alternativa y viable, de entendimiento y convivencia, una respuesta tanto a los problemas territoriales y de identidad de Catalunya como la quiebra del sistema económico y sus consecuencias. Es necesario que el gobierno haga algo más que agitar la estelada y hacerse la víctima y afronte la actual situación con la corresponsabilidad que tiene. Y también hay que reflexionar sobre si la independencia, en caso de que el pueblo catalán la desee mayoritariamente, cambiará realmente algo o si, por el contrario, “cambiará todo para no cambiar nada” y si realmente es España la fuente de todos los problemas de Cataluña o si es más bien una clase política tan corrupta e incompetente como la española, tan sólo preocupada en mantener sus cuotas de poder, al precio que sea.

Buena jornada a todos los catalanes , Visca Catalunya !

Ramiro Gil Morel
Coordinador General del Partit Republicà d’Esquerra.