Comunicado de Alternativa Republicana con motivo del Dia Internacional contra la Violencia de Género

Alternativa Republicana (ALTER) se suma a los actos y movilizaciones que se convocan en el estado español con motivo del Día Internacional contra la violencia de género. Invitamos a todos nuestros afiliados y simpatizantes a que se sumen a las mismas así como a la ciudadanía en general.

violencia de género 25n

Agradecemos a nuestra compañera Ana M. Martín la redacción del comunicado.

La Asamblea General de la ONU declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Se acerca esta fecha y en torno a ella, numerosos debates y conferencias se preparan con la intención de acercarse de algún modo, a esta lacra social que tantas víctimas se cobra año tras año.

Las mujeres de Alternativa Republicana queremos este 25 de noviembre denunciar a los consumidores de sexo pagado y proxenetas, cuyo debate en ocasiones, hábilmente  está desenfocado, con el propósito de fragmentar y debilitarnos, oculta un trasfondo que preserva y legitima un modelo de sexualidad cimentado en la cosificación y mercantilización del cuerpo de las mujeres, bajo una falsa apariencia de libertad de elección y de empoderamiento, amén de otras supuestas ventajas que no son sino la pedrea, en el mejor de los casos, de una lotería con el premio gordo asignado de antemano. Y es que la industria del sexo es uno de los negocios que más dinero mueve a nivel mundial, representando una actividad cada vez más floreciente y asentada en las economías nacionales. En España 18.000 millones de euros mueve al año la prostitución según la estimación de los Inspectores de Hacienda, de los cuales 6.000 millones podrían reportar al Estado y engrosar las arcas.
La prostitución no puede ser justificada como el ejercicio de un derecho individual, como algo personal. Afirmamos que el hecho prostitucional es político y su legalización supone la institucionalización y la legitimación de un modelo de sexualidad deshumanizada defendida desde los derechos de hombres.
En esta fecha tampoco podemos olvidar a las mujeres asesinadas por sus parejas mientras las autoridades se dan la vuelta, este año, el número de víctimas no ha dejado de aumentar como nos han ido informando los medios de comunicación. Y es perverso que estos mismos medios cuando tratan estos sucesos, empleen términos como el de que “se trataba de un hombre normal” como si este fenómeno estuviera solamente acotado a hombres “singulares” y excepcionalmente al resto.
Evidentemente resulta más útil focalizar el problema en sus efectos que cuestionar el sistema que lo engendra y lo alimenta.
En esta fecha tampoco podemos olvidar a las niñas tailandesas vendidas para ser prostituídas, ni a las 943 mujeres y niñas  víctimas en 2013 de crímenes de honor en Pakistan, ni a las indias rociadas con ácido si rechazan un marido, ni a las que viven encarceladas, ni a tantas otras que no tienen el derecho de denunciar, tan siquiera, las tropelías de las que son objeto por el simple hecho de ser mujeres.
Es preciso subrayar una vez más que la violencia de género alcanza a todos los status y que,  se nutre de la idea común de que la mujer es hija de, hermana de, esposa de y que cuando un día, esa “mujer de” decide suprimir esa preposición y pertenecerse a ella misma puede llegar a pagar un precio muy caro.