Congreso extraordinario y Comité Político de Alternativa Republicana en Madrid.

La sede del CAUM en Madrid fue el lugar donde ayer se desarrollarón el Congreso Extraordinario y el Comité Político de Alternativa Republicana.

La convocatoria de Congreso Extraordinaria tuvo como objeto el debate y aprobación de una reforma de los Estatutos para que sean conformes a las exigencias del Registro de Partidos una vez entrada en vigor la Ley Orgánica 3/2015, de 30 de marzo, de control de la actividad económica financiera de los partidos políticos. Las propuestas de la Comisión Ejecutiva fueron aprobadas por unanimidad, resultando elegido responsable económico-financiero del partido el compañero Ricardo Martín Armas.

Seguidamente, el Comité Político abordó diversas cuestiones de interes.

En primer lugar, la Comisión Ejecutiva Federal (CEF) dio cuenta de su gestión desde el pasado Congreso Ordinario de Sevilla. Asimismo se presentaron las cuentas financieras del partido en el ejercicio 2017 con las correspondientes explicaciones.

Cumpliendo el mandato del Congreso ordinario también se presentó el Plan de objetivos bianual de la CEF, siendo aprobado por unanimidad.

Seguidamente se procedió a la sustitución en una de las vocalías de la CEF, por dimisión por motivos personales del compañero Luis Iglesias. La propuesta de que las tareas del área de Comunicación sean asumidas por Ramón García fue aprobada.

Los futuros procesos electorales del año 2019 fue el siguiente punto tratado. El acuerdo fundamental fue el propósito de Alternativa Republicana de presentar candidatura a las elecciones europeas ya sea en solitario, tal y como sucedió en 2014, o bien en una candidatura de partidos netamente republicanos. Se mandató a la CEF para establecer los contactos correspondientes. Por lo que se refiere a las municipales y autonómicas, cada federación o agrupación deberá valorar la situación de su territorio para obrar en consecuencia.

Finalmente se debatió sobre las relaciones que Alternativa Republicana debe establecer con otras fuerzas cercanas de cara a una Alianza Republicana, teniendo en cuenta la vocación del proyecto de ALTER de ser casa común del republicanismo.

La jornada concluyó con una comida de confraternidad republicana antes de que algunos compañeros y compañeras acudieran a la Manifestación en defensa de las pensiones.