Contra la violencia machista y el fascismo que la fomenta.

Comunicado de Alternativa Republicana con motivo del Día Internacional contra la violencia de género.

En breve tendremos en el parlamento español a 52 miserables individuos fascistas y machistas que niegan la existencia de la violencia de género. Para estos personajes, solo existe algo llamado «violencia intrafamiliar» ejercido, al parecer, tanto por hombres como por mujeres.

Nada extraño, son fascistas como los que les han precedido en la historia o como sus correligionarios en otros países. Niegan la igualdad, niegan la libertad de la mujer, niegan lo derechos de cualquier colectivo que no se ajuste al prototipo que ellos marcan: el macho nacionalista español, racista, católico, amante de la caza y de los toros,… En definitiva el «buen español» de los tiempos del recientemente exhumado dictador genocida.

En Alternativa Republicana somos feministas y republicanos, somos los que ellos odian, aquello con lo que quieren acabar, al igual que los menores inmigrantes, las personas no heterosexuales, los que defienden el laicismo en las instituciones o defienden que acabe la impunidad del franquismo.

Y decimos bien claro que les despreciamos profundamente y que siempre nos tendrán enfrente aunque lamentablemente tengan a su disposición medios de comunicación o jerarcas eclesiásticos que blanquean sus negros propósitos. Lamentamos que haya conciudadanos que compartan una ideología violenta y antidemocrática; algo que trae su origen en las mentiras de una transición que nunca rompió que el siniestro legado de la dictadura.

51 mujeres han sido las victimas durante 2019 de la violencia machista que ellos promocionan con su manipuladores discursos de odio. La única cifra digna tiene que ser CERO.

Somos un fuerza radical en su sentido etimológico de ir a la raíz de las cuestiones sociales y políticas que se plantean. Consideramos que la República por la que trabajamos debe ser la de la igualdad real plena y efectiva de todos los seres humanos. No podemos ir contra la violencia machista y sus siniestros y mortales resultados sin arrancar de cuajo sus poderosas y profundas raíces.

Por ello, seguiremos combatiendo a quienes se oponen a la igualdad entre los seres humanos y de modo particular y perverso promueven la violencia contra la mujer. Son nuestros enemigos y les vamos a combatir incansablemente y así lo debe hacer la sociedad entera.

Siempre contra el fascismo y contra el machismo, dos caras de la misma moneda.

Ni una víctima más, ni una mujer menos.

ALTERNATIVA REPUBLICANA