Grecia en la encrucijada

 Luis Iglesias

Vocal de la Comisión Ejecutiva Federal de Alternativa Republicana.

 

Mañana se realiza una votación importante en Grecia para el devenir de la Unión Europea, sobre si el gobierno griego debe de aceptar las condiciones económicas que se le quieren imponer desde la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) o las rechaza. En caso de ganar el Sí, dimitirá el gobierno griego y habrá elecciones; si el No se impone, la intención de Tsipras es seguir negociando. Si yo fuera heleno votaría OXI (No, en griego). Diguem no.

pibgrecia

Grecia lleva desde el inicio de la crisis disfrutando de unas “soluciones” que se le han ido imponiendo desde la troika que no solo no han cumplido sus propósitos, sino que además han empeorado aú más la situación de Grecia, la pobreza y el desempleo se han disparado. El PIB se ha desplomado más de 20 puntos en 5 años bajo las medidas impuestas, que después de aplicarse parece que pensaban más en los intereses privados de los bancos con los que está endeudado Grecia que en mejorar la situación económica del país. La situación ha sido lo suficientemente clamorosa como para que el FMI en 2013 entonara el mea culpa… como ya pasó con las medidas erróneas para Argentina y Asia. Y son los mismos que las aplicaron los que quieren seguir imponiendo las pautas a Grecia.

Los anteriores gobiernos griegos de ND y el PASOK fueron aceptando sucesivamente todas las imposiciones de la troika sobre las medidas de su país a pesar de la fuerte reacción que provocaron, como pasó con Zapatero cuando aceptó recortes drásticos e incluso una reforma de la constitución que no fue refrendada.

El gobierno de Syriza quiere cortar con esta sumisión y sentarse a negociar cambios en estas políticas, luchando con la inflexibilidad de los demás gobiernos y del Eurogrupo en cuanto a las medidas que hay que aplicar (Eurogrupo: reunión informal de los ministros de economía de los países del Euro). El último capítulo ha sido la exigencia de que Grecia firme un acuerdo que no comporta una reestructuración de la deuda como pedía el gobierno griego. El presidente Tsipras defiende que la actual deuda es imposible de pagar, algo de lo que en la UE no quieren ni oir hablar. Siendo las posiciones en apariencia inamovibles, el gobierno griego decidió consultar en un referéndum a la población sobre este tema. Mientras, Grecia no pagó al FMI un vencimiento de deuda, el país ha decretado un corralito y los medios de comunicación privados se han lanzado a una campaña para pedir el voto por el Sí abiertamente, sin una equidad mínima en la información. El ministro griego Varoufakis ha calificado las presiones a las que se está sometiendo a Grecia en el último mes de “terrorismo”.

El FMI hasta hace dos días también proclamaba que la deuda había que pagarla íntegra, amenazando con graves consecuencias si eso no ocurre. De manera imprevista ha salido a la luz un documento suyo en el que reconoce que la deuda griega es impagable (hubo presiones para que este documento no se publicase por parte de gobiernos de la UE).

Hay cosas que serán difíciles si gana el No, habrá quien quiera castigar a Grecia si ello pasa, se tendrán que tomar medidas duras. Pero no hay alternativa ahora mismo que sea mejor. Las políticas aplicadas en Grecia arrojan un balance desastroso. Su deuda no ha hecho más que crecer de manera descontrolada hasta el 180% del PIB. Un tercio de la población está bajo el umbral de la pobreza. No hay ningún propósito de corregir estas políticas ni de negociar no ya con Grecia, tampoco con Portugal o España que también tienen problemas de deuda acumulándose.

En esta Europa en la que pesan más los intereses de la troika ha sido el gobierno griego quien se ha plantado y ahora hay que aplastarlo para amedrentar a otros países que puedan querer seguir el ejemplo. Lo que está en juego en esta votación no es solo qué pasará con Grecia, sino cómo se gobierna la eurozona y también el conjunto de la Unión Europea, está el saber si se gobierna en reuniones informales sin reglamento como el eurogrupo, capitaneado por el ministro alemán de finanzas Wolfgang Schäuble, o los gobiernos democráticos con el voto de la gente.

Sobre el tema:

Entrevista a Varoufakis en El Mundo, 4-julio-2015

Angela’s Ashes: How Merkel Failed Greece and Europe


Alternativa Republicana no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.