Hay quienes votan “socialista” y obtienen algo muy distinto

Salva Artacho Ruiz VALENCIA POR LA REPÚBLICA

Salva Artacho Ruiz.

Los “amigos y compañeros” socialistas deberían reflexionar a cerca de su papel y acción política en la historia reciente que estamos viviendo, así como su responsabilidad en la consolidación de un régimen que suplantó al que democráticamente habían decidido los españoles a partir de la elecciones municipales de abril de 1931.

SOCIMONMARQ
Pues, claramente, su papel en la “restauración” de la monarquía borbónica en 1975, haciendo clara dejación y abandono de sus ideales republicanos, los ha convertido en uno de los soportes principales de forma clara y decisiva en el régimen post-franquista actual. Al asumir la actual Constitución/78 monárquica se alejaron de su papel histórico en pro de una sociedad justa y democrática. Si no lo quieren ver y corregir el rumbo, la sociedad española les va a pasar la correspondiente factura y la historia lo enseñará a futuras generaciones.
Pero si los socialistas organizados en partido político debe analizar esta torticera y oportunista actuación política, los electores que les han dado ese poder deben reflexionar acerca de los diferentes mandatos que les han otorgado y si los resultados de los mismos han favorecido el avance de la democracia política, económica y social, que el socialismo democrático lleva en su programa originario, o al contrario han servido para que la derecha española, heredera del franquismo, se consolide y nos de continuamente raciones de intolerancia y corrupción. Deben reflexionar y sacar las consecuencias oportunas a cerca de si el sentido de su voto ha servido para obtener una sociedad más justa y solidaria o si al contrario nos llevado a estar en el culo de Europa con unas libertades recortadas, una economía desbarajustada y salpicada por la corrupción y nepotismo, así como a las mayores cuotas de desempleo e inseguridad laboral y social. Algunos puntos que nos deben hacer reflexionar como:
1) La Ley de amnistía que trajo el nuevo “régimen”, ha servido, fundamentalmente, para lavar y diluir las responsabilidades en las que habían incurrido aquéllos que venían de la dictadura, que tras abandonar en el fondo de sus armarios los trajes azules del partido único, se vistieron de chaquetas y corbatas para ejercer de “demócratas”, con el objetivo único de seguir mandando y conseguir la convalidación europea. También es cierto, que muchos presos políticos víctimas de lo anterior obtuvieron un beneficio “relativo. Pero ¿dónde está la acción de la justicia y la reparación para las miles de víctimas de la guerra y de la dictadura cuyos restos siguen en anónimas sepulturas al pie de las cunetas y las tapias de los cementerios? ¿Por que esa ley de la amnistía los ignoró a ellos y a sus
familiares? Ya se que me diréis que con al Ley de la Memoria Histórica se ha intentado reparar esa dejación y ese ignominioso olvido… pero bien sabéis que lo raquítica estrechez de la ley no lo ha conseguido No ha habido reparación ni justicia, lo más encubrimiento. La propia ONU ha tenido que levantar la voz y la Justicia de la República Argentina emprender las acciones que aquí se han omitido conscientemente.
2) ¿Qué ha pasado con la restitución de la República? Más de lo mismo, el partido se ha convertido en un soporte sobre el que descansa la monarquía obviando los intereses legítimos de los demócratas, de la igualdad y de la soberanía ciudadana. Ha sido un abandono y un ¡no! rotundo a la República. Recientemente con la abdicación del heredero de Franco tenían una ocasión de reivindicar la República como la forma de estado más democrática, justa y progresista y sin embargo votaron, con amenaza de castigar a aquéllos diputados de sus filas que no lo hicieran, a favor del heredero de éste… ¿Socialistas y monárquicos?
3) Hay que ver que rápidamente son capaces de ponerse de acuerdo en reformar la constitución/78 cuando las instituciones de la Europa de los mercados les imponen condiciones: “techo al gasto público”, cuando dicho gasto vendría a subsanar en parte esa falta de iniciativas económicas por parte de los mal llamados empresarios y aliviarían la escasez de trabajo y de oportunidades para unos trabajadores descaradamente abandonados a su mala suerte. En cambio se cierran y son reacios a admitir cualquier iniciativa ciudadana en pro de abrir reformas que legítimamente se reclaman.
4) Bueno, tras más de largos 20 años de gobierno “socialista” la Iglesia ha mantenido su financiación a costa a del erario, manteniéndose el tristemente famoso Concordato, mientras ésta no ha dudado en emprender acciones por activa y por pasiva hacia las pocas leyes progresistas que han salido adelante como el reconocimiento del matrimonio homosexual, la ley del aborto o las leyes de educación. De esta forma ha financiado a quienes han pretendido llevarnos hacia las épocas de oscurantismo.
5) Podríamos seguir reflexionando en otros aconteceres que pese a las promesa electorales a penas han contribuido al progreso y el bienestar de nuestro pueblo como la primera ley que recortaba el sistema de pensiones, el sucesivo vaciamiento del derecho laboral con las reformas que decían pretender flexibilizar las relaciones laborales para conseguir mayores cuotas de empleo consiguiéndose lo contrario, el renacer del militarismo con la participación en la OTAN o en guerras como Afganistán, las facilidades dadas a los gringos para que dispongan del solar patrio a su antojo…
Concluyendo, a la hora de votar “socialista”, lamentablemente, se están votando políticas que quienes las votan lo hacen pensando en socialismo y en cambio reciben otra cosa, recurriendo a un vulgarismo que circula reciben “gato por libre”, lo que debe preocupar, incitar a pensar y decidir que los adjetivos no siempre conllevan lo que predican.
Salud y República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *