Justicia del nacionalcatolicismo y populismo confesional

Alternativa Republicana considera lamentable la sentencia que valida la concesión de la medalla de oro de Cádiz a la virgen del Rosario.

La asociación Europa Laica había interpuesto un recurso contra esta concesión al incumplir el Reglamento Municipal de Honores y Distinciones al tratarse de una imagen inanimada carente de personalidad y justificando esa distinción en motivos absolutamente irracionales.

Lamentablemente la justicia de nuestro país sigue anclada en el nacionalcatolicismo de otros tiempos y emplea argumentos delirantes para sostener la legalidad de esta medalla. Vivimos pésimos tiempos para la racionalidad y para la libertad de conciencia de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. Además, hay que unir al pronunciamiento favorable a la distinción el hecho de la imposición de costas desproporcionadas a la entidad que impulsó el recurso tratando de penalizar, castigar y disuadir a quienes se opongan a la inquisitorial justicia que se imparte.

Vergonzoso también el papel de alcalde de Podemos José María González «Kichi» y de varios de los dirigentes de su partido que agitan el populismo confesional cuando les conviene aunque presuntamente defiendan la laicidad de las instituciones. Comprobamos así la escasa firmeza de sus convicciones.

Alternativa Republicana considera que la defensa de la libertad y la democracia solo es posible en un estado laico en el que se produzca una separación estricta entre instituciones y religión, y hacia ese objetivo dirigimos nuestros esfuerzos sin dudas ni concesiones a los fanatismos religiosos.