La República de Catalunya y La IIIª República Española

Salva Artacho Ruiz. Alternativa Republicana. Federación Valenciana.

Salva Artacho Ruiz. Alternativa Republicana. Federación Valenciana.

El gobierno de la monarquía española, a diferencia del gobierno de la monarquía británica que permitió un referendum de autodeterminación promovido por los nacionalistas escoceses, no está dispuesto a consentir que una parte de lo que hasta hora era un estado unitario, pueda decidir si es algo más que una comunidad “autónoma”, si es una nación, un estado o si quiere seguir formando parte del estado español o iniciar su andadura como estado independiente.

autodet-300x170
Primera e importante observación: la derecha española no está homologada con la derecha europea por mucho que presuman de liberales y demócratas. El Sr Cameron si es un demócrata formal, mitad conservador, mitad liberal. Pero estos…vamos que no se lo creen ni ellos.
Segunda observación: ha movido sus hilos para que el Tribunal Constitucional actual paralice la convocatoria de referendum promovida por la mayoría de los partidos del Parlament, desde la derecha nacionalista (CiU de Mas) hasta la izquierda de ICV, la CUP, Esquerra Republicana… Sólo los monárquicos (PSC, PP, Ciutadans) se han opuesto y han secundado al Sr. Rajoy y su tropa.
Tercera observación a tener en cuenta: el Gobierno de España exige a Bruselas que diga que Catalunya tendría que abandonar la UE si se independiza. ¿Que legitimidad tiene para exigir a los demás cuando él es el que menos cumple sus compromisos?
Cuarta observación: no dialogan con los catalanes y su gobierno a pesar de que el referendum (que no necesariamente significa la independencia) es un clamor popular.
Podríamos poner más observaciones que constatarían que todavía no estamos en un estado democrático donde los ciudadanos puedan decidir sobre su futuro y su situación dentro de ese estado…
Los de la transición del franquismo a la monarquía hija del mismo, parecen herederos de aquel primer monarca Borbón que liquidó los diferentes Reinos y Fueros que componían el estado para imponer un centralismo regio y ajeno a los deseos del pueblo… La historia se repite siglos más tarde.
Argumentos a favor: no es el primer estado que de forma racional y pacífica decide desdoblarse e independizarse las partes (con la excepción dolorosa y trágica por su forma y violencia en los Balcanes) para formar donde antes había un estado, ahora hay dos: ahí está el ejemplo de Chequia y Eslovaquia, se han independizado mutuamente ( fin de la antigua Checoslovaquia) y ambos están dentro en la UE.
¿Por qué no podrían los catalanes si ese fuera su deseo mayoritario de formar un estado independiente del que formaban parte hasta hora y en que por ese sentir mayoritario expresado en libertad no se encontraban cómodos?
¡Es un derecho universal el que asiste a los pueblos a auto-determinarse y dotarse de las estructuras que crean apropiadas para gobernarse en beneficio de toda la ciudadanía que así lo desea.
Pero, ¡cómo le gusta a la derecha no democrática amenazar y coartar la libertad de los demás!
Aunque tengo que decir que como republicano no residente en Catalunya, a mí, personalmente y a muchos otros ciudadanos creo, nos gustaría que Catalunya permaneciera como un estado más (la República de Catalunya) dentro de la futura República Federal, Democrática y Solidaria que pretendemos construir el resto de pueblos de lo que hasta hora se ha venido a llamar España en los últimos tres siglos…
También es cierto que el Sr. Más, el actual President, no deja de ser un político de derechas, oportunista y para sobrevivir políticamente pretende capitalizar para su partido los deseos de muchos catalanes que no se sienten a gusto ni cómodos en la España actual. Es un oportunista que ha estado gobernando en otros momentos con el apoyo del PP (La señora Camacho) y que no le ha importado solicitarle a Rajoy que le “regale” 5.000 millones de euros para poder enderezar su mala gestión económica; claro que él culpa al Tripartito que gobernó con anterioridad, pero se olvida que él era la oposición y que debería haber fiscalizado la acción del gobierno catalán en activo, además de que sus empresarios y banqueros han jugado, como en el resto de la península y de las islas un papel primordial para echar por tierra al conjunto del estado y él es de los primeros que han cargado sobre los trabajadores y ex-clase media el peso de los recortes, subvenciones, becas, sanidad, asistencia farmacéutica, educación, etc. Vamos todo un ejemplo de político de la derecha más rancia, salvo que en su caso se distingue de los peperos en que habla catalán.
Amigos ciudadanos y republicanos, dejemos que los catalanes decidan, es muy probable que se de un resultado como en Escocia, pero si no es así, tendremos que aceptar los resultados y convivir con ellos y nada mejor para volver a estrechar lazos que apoyarles en su entrada a Europa.
¿No hablamos los de la izquierda de que estamos por una Europa de los pueblos? Pues eso, con mis mejores deseos, que decidan su futuro democráticamente. ¡Salud y República!

 

Alternativa Republicana no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.