Los hechos no se votan

Alfonso J. Vázquez Vaamonde. Alternativa Republicana -Federación de Madrid

Alfonso José Vicente Vázquez Vaamonde

El gobierno ha publicado una ley para que se vote la abdicación del dictador monárquico. Algunos partidos piensan votar en contra y otros abstenerse ¿A ése punto de incompetencia llegan todos?
ESTAMOS ANTE UN HECHO: la abdicación del nombramiento ILEGÍTIMO del dictador militar.
CON ESTE HECHO se da por terminada el período que arranca de la dictadura monárquica que el propio dictador monárquico declaró como de Transición a la Democracia desde la dictadura militar.
ATRÁS QUEDA EL HECHO de la objetiva ilegitimidad de su nombramiento. Nació de un golpe de estado contra la república democrática legítima donde el golpista se auto-nombró Jefe del Estado. Él nunca se atrevió a pedírnoslo. El era un dictador. Su poder era “superior a la libre voluntad de los ciudadanos”. Era dictador por un golpe de Estado y una guerra genocida. Se declaró CAUDILLO DE ESPAÑA POR LA GRACIA DE DIOS copiando la mentira de los precedentes dictadores monárquicos que también nos engañaban diciendo que su mandato era de origen divino con el apoyo de la Iglesia católica que por 30 monedas de privilegios vendió la libertad del pueblo.

ATRÁS QUEDA EL HECHO de que un dictador solo puede concederla ILEGITIMIDAD que tiene que le lleva a inventarse un reino y designar a un rey despreciando otra vez la libertad de los ciudadanos.

ATRÁS QUEDA EL HECHO de que la votación de la CE78 fue hecha en condiciones de nula libertad La amenaza de un nuevo golpe de Estado – fueron muchos los intentos y del 23-F sólo nos han contado mentiras- era permanente y diarios los asesinatos fascistas de los nacionalistas de ETA y de sus colegas los nacionalistas del lobby ultraderechista. La legitimidad de la aprobación fue nula.

ATRÁS QUEDA EL HECHO de la mentira que el gobierno y sus colaboradores – el tirón del pesebre es fuerte – para convencernos de que NOSOTROS ELEGIMOS rey al dictador monárquico recién abdicado QUE ELIGIÓ FRANCO. Votáramos NO o votáramos SI él seguiría siendo Jefe del Estado. En el primer caso sería Jefe del Estado con las leyes franquistas que juró aplicarnos para atropellar nuestra libertad; en segundo lugar con unas leyes por hacer, ¡lo único que se nos dejó elegir!

EL HECHO ACTUAL es que tenemos una constitución cuyos artículos se contradicen entre sí por lo que algunos son nulos. Según la propia CE78 los del Título I, ¡por ser FUNDAMENTALES! prevalecen sobre los demás. El art. 14 prohíbe toda discriminación por razón de sexo y de nacimiento. Por tanto los del Título II “De la corona” pura discriminación por razón de sexo y por razón de nacimiento son nulos de pleno derecho.
El HECHO ACTUAL es que, finalizada la “Transición a la Democracia” como declaró el propio dictador monárquico, procede ya aplicar otro de los artículos de la CE78, el 1.2 que dice: “La soberanía reside en el pueblo de donde emanan todos los poderes del Estado”.
ES UN HECHO QUE LOS HECHOS NO SE VOTAN. Se reconocen con agrado o con disgusto, pero no se votan. Que el dictador monárquico nombrado por Franco ha abdicado ES UN HECHO. Cuando de publique en el BOE será EL MISMO HECHO PERO LEGAL.
Un ministro de Franco, el Sr. Arrese, presentó su dimisión a Franco en desacuerdo con su política. Franco, con la misma torpeza que hoy el gobierno, dijo: “a mis ministros los cesó yo”. El Sr. Arrese no discutió tanta estupidez: NUNCA más volvió a pisar el ministerio Franco lo cesó “legalmente” cuando publicó su cese en el BOE, pero el HECHO DEL CESE ocurrió cuando lo dijera Arrese.

VOTAR si se acepta UN HECHO OBJETIVO: que el dictador monárquico ha abdicado de la soberanía ILEGÍTIMA recibida del dictador militar ILEGÍTIMA pues carecía de poder para conceder nada INDICA la ESTULTICIA del gobierno, como la de Franco: No se puede someter a votación un HECHO. Los hechos se reconocen, se publican, … pero NO SE VOTAN.

Si la soberanía ILEGÍTIMA del dictador monárquico se extinguiera por muerte, ni a la panda de incompetentes que nos gobiernas se le hubiera ocurrido someter a votación el HECHO DE LA EXTINCIÓN DE LA SOBERANÍA QUE EJERCÍA el dictador monárquico. Hubiera convocado al Parlamento; hubiera declarado la EXTINCIÓN DE LA SOBERANÍA “por causa de muerte”; el pueblo hubiera recuperado la soberanía usurpada en virtud del art.1.2,CE78: “La soberanía reside en el pueblo de donde emanan todos los poderes del Estado” y se hubiera elegido al Jefe del Estado
Ha ocurrido lo mismo: la EXTINCIÓN DE LA SOBERANÍA , pero “por causa de abdicación”, y eso TAMPOCO SE VOTA. Se proclama ante las Cortes que finalizada la TRANSICIÓN A LA DEMOCRACIA el pueblo HA RECUPERADO la soberanía usurpada en virtud del art.1.2,CE78: “La soberanía reside en el pueblo de donde emanan todos los poderes del Estado” y que procede que el poder del Jefe del Estado emane del pueblo.
Nínive se hubiera salvado si hubiera un justo. Este Parlamento se puede salvar si hay una persona inteligente que evite esa estupidez del gobierno: VOTAR UN HECHO y logra una DECLARACIÓN.
“El Gobierno de España al haber abdicado el Jefe del Estado de la soberanía recibida del General Franco DECLARA recibirla en nombre del pueblo al que representa, tras o cual de acuerdo con la legalidad vigente establecida en el art. 1.2,CE78 y en el art. 1 de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU susbscrita por España que dice: “Todos los hombres nacen libres e iguales” es decir, que “no nacen súbditos y desiguales”, por lo que procederá a elaborar la Ley Orgánica correspondiente para que de los hombres libres e iguales emane el poder del Estado que ejercerá el Jefe del Estado”.
¿Habrá alguna persona inteligente en el hemiciclo o todos superan en estulticia al Gobierno?

Alternativa Republicana no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Blog personal de Alfonso J. Vázquez Vaamonde