Manifiesto de la movilización republicana en Bilbao

La Secretaria General de Alternativa Republicana EuskalHerria Zoe Angulo a la izquierda de la cabecera de la manifestación en Bilbao.

Bilbao, 5 de diciembre de 2014

Tomando la declaración del ATENEO de Madrid del 5 de junio de 2014 como base, las siguientes organizaciones (Colectivo Republicano de Euskal Herria, Alternativa Republicana, Unión Republicana de Euskadi, Círculo Republicano, Equo, Ezker Anitza, PCE-EPK, Federación Republicanos-RPS,Gazte Komunistak  y Gazte Komunisten Batasuna ) Constituimos en Bizkaia, el 25 de septiembre, la Asamblea Ciudadana Proreferéndum; con el objetivo, junto con otras asambleas ciudadanas de todo el Estado español, de conseguir al menos 500.000 firmas reclamando un referéndum en el que el pueblo, que es quien reside la soberanía, hable y decida, si quiere Monarquía o República, porque lo que está en juego no solo es el sistema de gobierno, es el futuro de la democracia misma.

Queremos recordar que la democracia supone el autogobierno popular donde todos los representantes políticos son electos y sometidos a control, por lo que la existencia de un rey siempre será una anomalía democrática y en el caso español esa incompatibilidad, entre monarquía y democracia es aún mayor, puesto que no tiene origen democrático alguno, ya que proviene directamente de la legislación de una dictadura, la franquista.

La llamada Transición de la dictadura a la monarquía parlamentaria no eliminó esa carencia democrática, puesto que se desarrolló bajo la atenta mirada de los poderes militares y económicos vinculados a la dictadura. En los inicios de ese proceso legitimador de la monarquía los grandes ausentes fueron los partidos republicanos, que no habían sido legalizados lo que ha condicionado hasta hoy el desenvolvimiento del republicanismo en la vida política.

Consecuencia de ello es la constitución del 78, que fue aprobada con un escaso 59% del censo electoral, la cual celebraran algunos mañana. Constitución que niega la participación ciudadana en los asuntos públicos, y que ha dado lugar a este entramado de intereses entre los partidos del sistema y ciertos poderes económicos cuyas consecuencias estamos padeciendo crudamente en estos momentos: corrupción, malversación de fondos públicos en favor de intereses privados, etc.

Hoy más que nunca, los ciudadanos tenemos el deber de reclamar nuestra soberanía, de reclamar lo que se nos robó (hurtó) hace 36 años, de elegir República, de elegir Democracia. Ejemplo de ello es el proceso que hemos vivido hace unos meses, donde hemos podido ver cómo se ha reproducido el mismo fraude a la ciudadanía que hace 36 años, cuando un Borbón ha sucedido a otro de forma precipitada, fundándose en el derecho hereditario y sin que mediase un proceso consultivo entre los ciudadanos, dejando entrever la debilidad de los mimbres de esta democracia.

¡VIVA LA REPUBLICA!
GORA ERREPUBLIKA!