Pensamos Seguir Olvidándonos de Ellos

Alfonso J.Vázquez Vaamonde. ALTER Madrid.
Leo las declaraciones de la sonriente Srª Valenciano que dice “Entendimos el mensaje; ¡nunca se podrá volver a tocar a los más débiles!” y siento el vértigo del mundo al revés.
¿No tenía que haber sido el PSOE el que enviara ese mensaje a los ciudadanos y no ellos al PSOE?
Con o sin leyes de memoria histórica, el pueblo la tiene. No va a ser a vosotros a quienes votemos; a vosotros que habéis traicionado todo lo que se esperaba de la izquierda que no sois: ni separación de la iglesia y el estado, ni promoción de la Enseñanza Pública, ni nada.
Vosotros fuisteis los que firmasteis los acuerdos con ese régimen teocrático de ese Dios que en sus diversas versiones, católica, musulmana, desprecia a las mujeres al que ofrecisteis una financiación a plazo – ¡por aquello de tener la fiesta en paz! – y cuando, terminó el plazo le prorrogasteis la financiación parasitaria de la que viven. Y por si fuera poco pagáis a los profesores de religión, ¡que selecciona la iglesia!, financiando a esa institución que discrimina a los docentes por una circunstancia personal o social, porque quien paga la indemnización es el Estado y quien discrimina es la Iglesia Católica.
Vosotros promocionasteis la enseñanza privada concertada en lugar de dedicar los recursos que en aquellos momentos existían a ofrecer unos centro públicos dignos y distribuidos por todo el país. Hoy la enseñanza pública se imparte en barracones de obra, ¿temporales?, pero que llevan año tras año sin dar nunca paso a un edificio digno.
Las encuestas dicen que estamos bien ubicados en nuestro espacio”, dice, y tiene razón. Vosotroslleváis camino de desaparecer; si aun existís es porque aun no se ha ofrecido a los ciudadanos una ALTERNATIVA REPUBLICANA de izquierda que se ocupe sin engaños de la protección de los derechos de los trabajadores sobre el capital, un espacio abandonado.
 “Hay que blindar el estado de bienestar, volver a los orígenes”, añade confirmando su error. Vosotrosno habéis entendido nada: hay que crear un estado de bienestar; ¡nunca existió! Sólo disminuyera algo el malestar. Pero NO hay que volver a los  orígenes: ¡hay que dinamitarlos!
Los orígenes son totalmente antidemocráticos: un heredero de un golpista cuyo curriculum vitae familiar son reyes que llegan al trono tras otro golpe de Estado, Fernando VII derrocando a su padre Carlos IV; luego reafirmándose con ayuda de tropas extranjeras , los 100.000 hijos de San Luis; el General Martinez Campos con otro golpe atropelló la I República y colocó a Alfonso XII;  Alfonso XII, su abuelo, intentó consolidarse con el autogolpe de Estado del General Primo de Rivera;  el General Franco dio otro Golpe de Estado, contra la II República Democrática, y al final se inventó un reino del que le nombró rey – ¿cabe más indignidad que ser nombrado rey de un reino inventado por un dictador y genocida? – a condición de que jurara que nos seguiría aplicando sus inicuas leyes, lo que hizo con gran satisfacción: ¡ése es su objetivo!, “recuperar su finca”, a la que ahora llaman “marca España”.
Garantizada “su finca” su origen golpista no le preocupó, ¡era la tradición familiar! Por eso  no se opuso a que las leyes que había jurado proteger se cambiaran por otras si, como sus antepasados, le dejaban “vivir de su finca” para hacer de las suyas sin que nadie le dijera nada. ¡Pero se paso! y ahora, que hace aguas por todas partes y surgen voces pidiendo un autogolpe familiar – ¿seguimos siendo sus súbditos sin tener vela en nuestro entierro? – antes de que se desmorone todo el tenderete por si el heredero del heredero del golpista logra apuntalarlo.
Esos son los orígenes. A ellos nos quiere devolver un PSOE que, como el PC (hoy en IU), no dudaron en vender su primogenitura, su esencia republicana y democrática de izquierdas, por un plato de lentejas.
Un justo puede salvar esta Nínive corrupta. ARDE, integrada en ALTERNATIVA REPUBLICANA, se negó a abdicar de su esencia republicana. La represalia fue no reconocerla como partido hasta después de las primeras elecciones para que en ellas no pudiera levantar la bandera republicana defendiendo los derechos de los trabajadores.
Hoy tenemos una ALTERNATIVA REPUBLICANA que día a día va recogiendo el ansia insatisfecha de honradez. Es una ALTERNATIVA REPUBLICANA que nosotros no podemos perder, ni todos los que apoyarían la línea que hoy nadie defiende: una España plural y democrática de trabajadores de todas las clases, donde no quepan los mangantes, especuladores y corruptos. Unos ciudadanos que, en justa reciprocidad, Piensan Seguir Olvidándose de Ellos en las próximas elecciones, las europeas, si en ellas existe una ALTERNATIVA REPUBLICANA.
Alternativa Republicana no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.