Sin República, no podemos

Ramón García Hernández. Secretario de Comunicación ALTER.
Ramón García Hernández. Secretario de Comunicación ALTER.

Ahora que desde tantos lugares se aboga por el frente amplio de izquierda, frente popular o como quiera llamarse, me gustaría dejar claro que la constitución de Alternativa Republicana ha sido la única iniciativa que en los últimos tiempos ha unificado fuerzas políticas anteriormente dispersas. No hemos creado una “casita” nueva sino la casa común del republicanismo radical. No hemos fomentado división alguna sino todo lo contrario. Muchos apelan a la generosidad entre fuerzas en favor de un esfuerzo común pero luego no la practican. No veo ninguna unificación de fuerzas socialistas, comunistas, anarquistas,…que también tienen sus facciones y fracciones. Una cosa es predicar y otra dar trigo.

Los republicanos hemos dado el paso adelante que nos correspondía dar siendo la fuerza política más maltratada durante décadas. Nosotros no tuvimos ni un Moscú, ni Bucarest, ni Albania, ni socialdemocracia alemana que nos dotara de recursos cuantiosos. Nosotros no tragamos en 1977 con la bandera franquista para que se nos legalizase y no pudimos estar en las primeras elecciones pseudodemocráticas de la monarquía. Siempre hemos navegado contracorriente entre fuerzas que utilizan la República como instrumento o maquillaje pero nunca como algo esencial en su propuesta política.

Esperamos hechos, no palabras. Y desde luego no “podemos” a admitir que se esconda la palabra República, como estamos viendo en recientes propuestas con gran respaldo mediático. Es un silencio clamoroso que obvia la forma política que deben tomar propuestas sociales y económicas capaces de sacar a España del marasmo en que lleva enfangada desde hace 75 años.

Seguimos nuestro camino, con aciertos y errores pero convencidos honestamente de que solo una III República puede proporcionar a los ciudadanos de nuestro país el futuro que se merecen. No va a ser fácil pero sabemos donde queremos ir:  Queremos otro régimen, otro sistema;  no ser parte del régimen que agrede, empobrece y desprecia a los españoles y españolas.  En ese camino nos pueden encontrar.  Nunca fuera y nunca yendo hacia otro lugar.

Salud y República.

Alternativa Republicana no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.